Sero Electric fue desarrollado e inspirado en los Microcars que circulan por Europa.

Nuestro objetivo fue producir esta clase de vehículos en Argentina para luego difundirlo en diferentes mercados. En Europa existe legislación para circular con este tipo de unidades (llamados 'Cuadriciclos Ligeros'). Allí las normas permiten que un conductor mayor de 16 años que haya realizado un examen previo de 5 horas circule por la ciudad.

Este hecho nos generó expectativas para lograr fabricar un producto similar y tenerlo dentro de nuestras opciones de movilidad alternativa.

El proyecto comenzó en el año 2010. Los primeros pasos fueron realizar investigaciones, estudios y análisis de probabilidades para fabricarlo en Argentina. Acordamos con Star Lab (los productores de este modelo en Italia) para desarrollarlo aquí y también enviar unidades a ese mercado. Fueron tres años de investigación, tecnologías, procesos y desarrollo de piezas hasta conseguir el producto definitivo.

Desarrollamos matrices, moldes y piezas que no pudieron reemplazarse con autopartes fabricadas en Argentina. Es por eso que se impulsó el desarrollo de proveedores. Percibimos que con el paso de los años, los vehículos eléctricos tendrían más importancia y hoy en día nos encontramos frente a nuevos desarrollos de baterías más autónomas.

A partir del año 2015 comenzará la producción de SERO ELECTRIC. Estamos trabajando para poder producir los primeros 150 vehículos este año y a partir del año 2016 llegar a las 250 unidades anuales.

La visión y objetivo a futuro es producir vehículos eléctricos de vanguardia, con autonomías más extensas e insertarlo en el mercado como una opción innovadora a la hora de movilizarnos.